Archivo de la etiqueta: Literatura

Cervantes y la virtud perseguida.

Cervantes-EL CRISOL DE LA CORDURA

Del autor de la obra inmortal, El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, quizás no pueda decirse que fuera un pedagogo en la actual acepción de la palabra, pero aunque en su obra no se lo propusiera, con naturalidad va vertiendo a cada paso reflexiones, consejos, enseñanzas, finas criticas e ingeniosas agudezas, por eso sus lectores lo consideraremos siempre un sabio moralista y un habilísimo educador.

LA VIRTUD.

Para él la virtud es perseguida, sin embargo manda el mensaje de no desmayar ante los obstáculos que se nos oponen, dejándonos dicho, que es inherente a la virtud el experimentar contradicciones.

«..Mira, Sancho», dixo don Quixote, «donde quiera que está la virtud en eminente grado, es perseguida. Pocos o ninguno de los famosos varones que passaron dexó de ser calumniado de la malicia. Iulio Cesar, animosissimo, prudentissimo y valentissimo capitan, fue notado de ambicioso y algun tanto no limpio, ni en sus vestidos ni en sus costumbres. Alexandro, a quien sus hazañas le alcançaron el renombre de Magno, dizen del que tuuo sus ciertos puntos de borracho. De Hercules, el de los muchos trabajos, se cuenta que fue lasciuo y muelle. De don Galaor, hermano de Amadis de Gaula, se murmura que fue mas que demasiadamente rixoso, y de su hermano, que fue lloron…»

“…Mira, Sancho, dijo Don Quijote, donde quiera que está la virtud en eminente grado es perseguida; pocos o ninguno de los famosos varones que pasaron dejó de ser calumniado de la malicia. Julio César, animadísimo, prudentísimo y valentísimo capitán, fué notado de ambicioso y algún tanto no limpio, ni en sus vestidos ni en sus costumbres. Alejandro, a quien sus hazañas conquistaron el nombre de Magno, dicen de él que tuvo sus ciertos puntos de borracho...”

 (Quijote, Par.II; Cap.II)

Textos:

Don Quijote de la Mancha en BIBLIOTECA VIRTUAL CERVANTES

 

 EL CRISOL DE LA CORDURA

Cervantes Educador, Ezequiel Solana, (Madrid 1932)

Fotografías:

Archivos propios de © fotografías basado en imágenes del autor de esta pagina.

Esta obra se distribuye con una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License

3 comentarios

Archivado bajo Cervantes, Cultura, Educación, Filosofia, Letras, Opinion, Sociedad

Epigramas del Siglo de Oro

   

EPIGRAMAS-EL CRISOL DE LA CORDURA-VIEJA BRUJA

En un muladar un día

Cierta vieja sevillana

Buscando trapos y lana,

Su ordinaria granjería,

Acaso vino a hallarse

Un pedazo de un espejo.

Y con un trapillo viejo

Lo limpió para mirase.

           Viendo en él aquellas feas

Quijadas, de desconsuelo,

Le dijo:  « ¡Maldito seas! »

BALTASAR DEL ALCÁZAR  (n 1530/ +1606)

 

EPIGRAMAS-EL CRISOL DE LA CORDURA-HERRERO 

 Muy triste Marte se halló

Por saber quién le conto

A vulcano su cuidado;

Y díjole el vil herrero:

«¿No he de saber cuanto pasa

Y no pasa, si en mi casa

Tengo músico y cochero?»

              ¿Sabes el cuento

Del loco que preguntado qué cosa en el universo

Es la más bien repartida,

Respondió: « El entendimiento,

Porque cada uno está

Con el que tiene contento»

CALDERON DE LA BARCA   (n 1600/ +1681)

[El epigrama, del griego  antiguo  ἐπί-γραφὼ  ( epígramma  ) —literalmente, “sobre-escribir“, o “escribir encima“—, es una composición poética breve que expresa un solo pensamiento principal festivo o satírico de forma ingeniosa. El mas conocido de los poetas epigramáticos es Marcial de Bílibilis. En España lo han cultivado algunos de sus más grandes poetas, pero en la vida diaria, todos pueden haber leído grafitis en paredes o escritos en las puertas de urinarios públicos  que  pueden ser calificados de epigramas.]

Interesantes:

 Obras de Baltasar de Alcázar 

Obras de Pedro Calderón de la Barca

38 obras de dominio público para descarga gratuita de Pedro Calderón de la Barca

Haikus

EL CRISOL DE LA CORDURA

Fotografías: Archivos propios de © fotografías basado en imágenes recogidas en la RED y modificadas por el autor de esta pagina.

Esta obra se distribuye con una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Diversas, Letras, Sociedad

¡ Cuídate, España de tu propia España!

…si la madre España cae -digo, es un decir-
salid, niños del mundo; id a buscarla!..

HOZ Y MARTILLO-EL CRISOL DE LA CORDURA

¡Cuídate, España, de tu propia España!

¡Cuídate, España, de tu propia España!
¡Cuídate de la hoz sin el martillo,
cuídate del martillo sin la hoz!
¡Cuídate de la víctima a pesar suyo,
del verdugo a pesar suyo
y del indiferente a pesar suyo!
¡Cuídate del que, antes de que cante el gallo,
negárate tres veces,
y del que te negó, después, tres veces!
¡Cuídate de las calaveras sin las tibias,
y de las tibias sin las calaveras!
¡Cuídate de los nuevos poderosos!
¡Cuídate del que come tus cadáveres,
del que devora muertos a tus vivos!
¡Cuídate del leal ciento por ciento!
¡Cuídate del cielo más acá del aire
y cuídate del aire más allá del cielo!
¡Cuídate de los que te aman!
¡Cuídate de tus héroes!
¡Cuídate de tus muertos!
¡Cuídate de la República!
¡Cuídate del futuro!…

Firma de Cesar Vallejo-EL CRISOL DE LA CORDURA

Cesar Vallejo-Niza-1929-EL CRISOL DE LA CORDURA  A César Abraham Vallejo Mendoza, nacido en Perú en 1892 y fallecido en París en el año 1938 mas conocido como  Cesar Vallejo , le descubrió como lector el autor de estas líneas, allá por los primeros años setenta en la edición rustica de la editorial Losada de su primer y mas conocido libro de poemas “Los heraldos negros”. Todavía conservo, el desgastado y bello libro, que regularmente releo. De Cesar Vallejo dijo el poeta y pensador Thomas Merton que fue “el más grande poeta universal después de Dante”, quizás se excedió, pero no cabe duda que hay que colocar a este escritor y poeta que dio Perú entre los mas grandes autores de las letras.

Hace un tiempo leí una de las obras mas conocidas en su tierra de origen, un relato infantil cuyo protagonistas, un niño campesino Paco Yunque, su amigo y defensor Paco Fariñas, el niño rico Humberto Grieve y sobre todo el profesor, (que me recordaban al llamado poder judicial y tambien a la Iglesia Católica), simbolizan de manera sencilla algo universal, los abusos de los que, desde una posición jerárquica o económica superior, hacen sobre el resto; pero es para mí su obra mas actual a pesar del tiempo y las circunstancias la que incluye el poema que abre este articulo: España, aparta de mí este cáliz, pues contiene un elemento vigente e imprescindible en esta lucha fratricida, hoy económica, de los poderosos contra los débiles y es.. “…cuídate del futuro”….. la esperanza

Textos:

Poema XIV de  España, aparta de mí este cáliz, Cesar Vallejo, Ediciones Castalia, Madrid, 1988

EL CRISOL DE LA CORDURA

Fotografías: Archivos propios de © fotografías basado en imágenes recogidas en la RED y modificadas por el autor de esta pagina.

Esta obra se distribuye con una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License

2 comentarios

Archivado bajo Arte, Cultura, Letras, Opinion, Sociedad

El dromedario y el camello, José Rosas

EL DROMEDARIO Y EL CAMELLO-EL CRISOL DE LA CORDURA

El DROMEDARIO Y EL CAMELLO

« ¡ Válgame Dios, que veo!

Un camello decía a un dromedario;

Tú eres en el desierto necesario,

Mas la verdad, amigo, estás muy feo

Con esa singular, alta joroba,

Más grande que una alcoba.»

¡Y el que así se burlaba y se reía,

Dos jorobas magníficas tenía!

 Hombres hay que no encuentran nada bueno,

Que aunque son de defectos un acopio,

La paja miran en el ojo ajeno,

Y la viga jamás ven el propio.

                           José Rosas Moreno

José Rosas Moreno-EL CRISOL DE LA CORDURAJosé Rosas Moreno

Llamado tambien “El poeta de la niñez”, nació en Jalisco en 1838 y falleció en Guanajuato en 1883, este autor es considerado como uno de los mejores fabulistas mexicanos. Sus varias obras líricas contienen apacibilidad y dulzura, nostalgia y suave melancolía. Escribió también varias obras de teatro para niños, poemas de historias de México y libros de lectura infantiles.

Textos:

EL CRISOL DE LA CORDURA

Fábula de José Rosas Moreno 

Fotografías:

http://es.wikipedia.org/wiki/Wikisource

Archivos propios de © fotografías y otras basadas en imágenes recogidas en la RED y modificadas por el autor de esta pagina.

Esta obra se distribuye con una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License

6 comentarios

Archivado bajo Cultura, Letras, Opinion, Sociedad

Memoria

Un atardecer en Castro Urdiales-EL CRISOL DE LA CORDURA

·       Tout le monde se plaint de sa mémoire, et personne ne se plaint de son jugement.

                     François de La Rochefoucauld

·       Todo el mundo se queja de su memoria, y nadie se queja de su juicio.

 

Textos:

EL CRISOL DE LA CORDURA

Fotografías: Archivos propios de © fotografías.

El atardecer en Castro Urdiales-Cantabria, es de J. Albaladejo

Esta obra se distribuye con una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License

2 comentarios

Archivado bajo Cultura, Diversas, Filosofia, Letras, Opinion, Sociedad

La Justicia, fuente de todas las virtudes sociales.

E porque el facer, es muy grave cosa, y el desfacer muy ligera, por ende….no se deve facer sino con gran consejo de todos los omes buenos de la tierra, los mas honrados, e mas sabidores….”

Ley XVIII  de la Primera  Partida de Alfonso X el Sabio.

EL CRISOL DE LA CORDURA-JUSTICIA

La Justicia es la fuente de todas las virtudes sociales.

EL CRISOL DE LA CORDURA-SOBRE JUSTICIA

EL CRISOL DE LA CORDURA-SOBRE JUSTICIA

 

Cervantes-EL CRISOL DE LA CORDURANunca te guíes por la ley del encaje, que suele tener mucha cabida con los ignorantes que presumen de agudos.

Hallen en ti más compasión las lágrimas del pobre, pero no más justicia que las informaciones del rico.

Procura descubrir la verdad por entre las promesas y dádivas del rico, como entre los sollozos e importunidades del pobre. Cuando pudiere y debiere tener lugar la equidad, no cargues todo el rigor de la ley al delincuente; que no es mejor la fama del juez riguroso que del compasivo.Si acaso doblares la vara de la justicia, que no sea con el peso de la dádiva, sino con el de la misericordia.

 (Quijote, Par. II; Cap. XLII )

Miguel de Cervantes Saavedra.

QUIJOTE Y SANCHO-EL CRISOL DE LA CORDURA

Según lo que aquí he visto, dijo Sancho, es tan buena la justicia, que es necesario se use aun entre los mesmos ladrones.

(Quijote, Par. II; Cap. LX )

Miguel de Cervantes Saavedra

Sobre el valenciano ilustre autor de la ilustración de arriba:José Segrelles EL CRISOL DE LA CORDURA

José Segrelles, nacido en Albaida (Valencia) en 1985 y muerto en la misma ciudad en 1969, es uno de los grandes ilustradores del siglo XX.

Discípulo de Isidoro Garnelo, recibió lecciones deJoaquín Sorolla y de Antonio Cava.Aunque realizó abundantes óleos y retablos, la parte mas extensa de su labor está constituida por la ilustración de libros y revistas.

Académico de Número de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos.

Segrelles concedió en todas sus obras un valor primordial al color, que supo siempre combinar con un diseño delicado y sensible. De este modo consiguió una interpretación ideal de los temas que le inspiraban, solo realista en la medida en que ellos mismos se lo exigían.

Dejó a su muerte una obra monumental, depositada en su mayor parte en la Biblioteca Estudio Segrelles de la ciudad de Albaida.

 

Paginas para ver algunas de sus obras y saber más sobre Segrelles :

NOTICIAS EN TORNO AL ILUSTRADOR  JOSÉ SEGRELLES

CASA MUSEO JOSÉ SEGRELLES

SEGRELLES EN WIKIPEDIA

JOSÉ SEGRELLES EN YOUTUBE

GALERIA SEGRELLES

MUSEO SEGRELLES

ILLUSTRATORS (JOSÉ SEGRELLES)

 

Textos:

Las Siete Partidas-EL CRISOL DE LA CORDURALAS SIETE PARTIDAS,  (con este nombre se designa la obra más famosa probablemente, del Derecho español y que es atribuida a  Alfonso X,  aunquela primera partida de la que obtengo el  fragmento con el  que se abre este articulo, no puede considerarse una obra original, siendo una adaptación directa o a través de comentarios delDecreto de Graciano y los Decretales de Gregorio IX). 

EL INGENIOSO HIDALGO DON QUIJOTE DE LA MANCHAMiguel de Cervantes; ESPASA CALPE 1996  con prologo de Antonio Muñoz Molina

EL CRISOL DE LA CORDURA

Fotografías:  Archivos propios de © fotografías, foto de ilustración del mencionado libro de Espasa Calpe, El Quijote,  de José Segrelles  y otras basadas en imágenes recogidas en la RED y modificadas por el autor de esta pagina.

Esta obra se distribuye con una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Derechos, Letras, Opinion, Sociedad, Sociedad y politica

Haz lo que tu amo te manda, y siéntate con él a la mesa

QUIJOTE Y SANCHO-EL CRISOL DE LA CORDURA

Don Ramón María del Valle Inclán escribió sobre el Quijote:

“…El Quijote es un admirable ejemplo de la reacción del pueblo, de la gente, ante un hecho, ante las divinas locuras del “Señor de los Tristes”; es una reacción de burla y desdén, de engaño y de risa. Es una reacción de picaros. Apenas hay en las páginas del libro una compensación, una ternura para el idealismo del caballero. España no es un país de quijotes, porque Don Quijote fue denostado. No puede ser ese su país porque en él – sobre su tierra, entre sus gentes—no logró ser planta el anhelo de justicia que hubo en el hidalgo de la Mancha. No, el español no es Don Quijote, ni siquiera Sancho….”

No, no se equivoca D. Ramón María, los ideales son algo mal visto en esta sociedad tan practica y tan materialista en que vivimos, lo único que importa es la comodidad y el bien comer, lo demás son zarandajas.

Lucien Fugère en Sancho PanzaLa actitud de Sancho tan realista, tan prosaica, su falta de idealismo es lo que hace calificar de disparate los sentimientos justicieros de Don Quijote, no es tan diferente por otra parte,de esa actitud tan de hoy, de renuncia de los ideales, de la utopía. Hoy se dice que hay que luchar por lo posible, incluso la palabra utopía se carga de sentido peyorativo, así lo utópico es imposible, incluso irracional, cuando lo verdaderamente racional es luchar por los ideales, pues ¿díganme si no es irracional esta sociedad de lo posible?.

Otra actitud tan de nuestra sociedad, la muestra también Sancho cuando dice:……“ no hay sino obedecer y bajar la cabeza…”, esto es, pese a que me parece mal en conciencia, no me rebelo, obedezco, es esa actitud, la obediencia debida, despreciable, porque aunque inocente en Sancho, en ella se han amparado y se amparan los obedientes del mundo, que masacran a los quijotes de EspañaEl SalvadorChile, Honduras, México,Tailandia, Guinea Ecuatorial, Ruanda, ……., o donde un amo manda a sus pistoleros, de uniforme o no, justificando sus conciencias con ese :

Haz lo que tu amo te manda y siéntate con él a la mesa”.

Textos:

EL CRISOL DE LA CORDURA

Fotografías: Archivos propios de © fotografías basado en imágenes recogidas en la RED y modificadas por el autor de esta pagina.

Esta obra se distribuye con una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License

2 comentarios

Archivado bajo Cultura, Diversas, Letras, Opinion, Sociedad

Hambre, informe para hoy mismo

HAMBRE-EL CRISOL DE LA CORDURA

           INFORME PARA HOY MISMO

El primer día, niño desnudo,

todo glándulas inesperadas,

fue sepultado por siglos de hojarasca.

   El primer día…..

  Pero ése fue olvidado por generaciones ávidas,

violentas,

que inventaron las partes alícuotas

y el repartimiento desproporcional.

  ¡Hay tanto niño pobre,

tanta miseria en el planeta,

y tanta vaca inútil

interrumpiendo los ríos,

estercolando el agua!

  El mundo está mal repartido;

mal repartido, si,

porque Cristo dijo:

…“Tomad mi cuerpo y mi sangre”

…y se volvió pan para todos.

   ¡Ah, pero los acaparadores!

¡Dios predicó la renuncia,

la penitencia voluntaria,

no la forzada “abstinencia” de lo que no se tiene!

  El cielo no se alcanza por deshidratación

ni por hambre;

no basta morir pobre,

  hay largos expedientes,

examen de admisión

y centuriones custodiando los pasillos….

  (El mérito es ser justo,

tener lo necesario

luchar por alcanzarlo

y amordazar la ambición.)

   Pero esto no conmueve, apenas es discurso,

rodillo con palabras que ninguno escucha.

   Es hora de otras voces.

Mañana es la alborada,

mañana el día.

En los paseos públicos,

será el juicio total.

    Allí estaréis

recién venidos de veranos extranjeros,

bronceados y metálicos,

con crema de caballo en las arrugas,

jalea real,

pestañas cultivadas de betún

y el último modelo de calzón para aburrirse.

    Allí estaréis, ridículos,

y el pueblo a la intemperie

—¡aún a la intemperie!—

próximo a Dios y a la violencia

(porque esta vez también será instrumento

y nada lo hará retroceder).

No servirán las sirenas,

ni las ametralladoras,

ni el S.O.S.,

ni el suicidio,

porque Cristo estará en los ascensores

    y en las escalinatas,

¡látigo en mano para los mercaderes!

    Se dirá lo que han callado

las esfinges de ciento veinte siglos;

funcionara sus hélices, deslumbradora, la verdad,

guillotinando cánceres pulposos y malignos……

    El ultimo día será rojo,

OIDME BIEN: ¡SERÁ SANGRIENTO!

                             Luis Alfredo Arango           

Hace solo un par de meses saltó la noticia de la hambruna en el Cuerno de África, los medios ya lo han olvidado, ….¡¡¡ya no es noticia!!!….seguimos aquí y esos millones de personas, muchos sobre todo niños, muriendo de hambre.

El poema que da titulo a este articulo fue escrito hace 50 años y ayer día 22 de este Septiembre lleno informaciones hasta el hastío de vaivenes económicos y de crisis del dinero de los que comen todos los días, una efímera noticia, otro informe, éste de denuncia de Cruz Roja, trae el tema a las primeras paginas de algunas agencias — 1.000 millones de personas sufren de desnutrición, mientras que 1.500 millones padecen sobrepeso—, pero no todos los medios se han hecho eco del estudio, es parte en realidad, de la estrategia desinformación y es lo que se hace para desensibilizar y anestesiar nuestras conciencias…¿hasta cuando?….como dice el poema quizás  hasta el Juicio Final, pues…. ya lo avisa el poeta:

EL ULTIMO DIA SERA SANGRIENTO

Revisad la Web y reflexionad:

Sobre el poeta guatemalteco Luis Alfredo Arango.Luis Alfredo Arango-EL CRISOL DE LA CORDURA

Algo olvidado este inquieto hombre de espíritu y poeta sí, pero también y sobre todo maestro, pegado a la realidad sufre con empatía el dolor que conoce de  primera mano y denuncia, con sus armas, corazón y palabra, sin llegar esta a ser panfletaria, los sufrimientos de su pueblo, él mismo en un poema así lo dice: 

Los poetas y los ángeles
somos hermanos de leche.
Los ángeles viven en las nubes
y nosotros
con los pies sobre la tierra.
 

          POEMAS DE “EL AMANECIDO” (fragmento)

Falleció hace bien poco, en el 2001, quizás algo eclipsado por otros grandes compañeros de generación que con él mismo,  fundaron el grupo literario Nuevo Signo, Julio Fausto Aguilera, Antonio Brañas, Francisco Morales Santos, Delia Quiñónez, Roberto Obregón y José Luis Villatoro.

Aunque sus mas de 65 años de vida dieron para una gran producción literaria, que figura entre lo mejor de las letras de Guatemala, prueba de ello es que en 1988 recibió el Premio Nacional de Literatura “Miguel Ángel Asturias en realidad en Internet hay poco sobre Arango, pero se pueden encontrar algunos poemas, también el libro de Literatura de Guatemala-EL CRISOL DE LA CORDURA Oralia Preble Niemi y Luis A. Jiménez que  hay en Google Books, por cierto muy recomendable y bien documentado.

 Mas paginas sobre L. A. Arango:

HEREDEROS DEL CAOS

ZAB7 WEBLOG

Arte y Literatura de Guatemala

POETAS QUE NOS DEJARON

MAS ARTICULOS SOBRE POETAS DE GUATEMALA

Textos:

  • Poema, Luis Alfredo Arango, (Primer premio del Certamen A.E.U., 1961. Publicado en la revista Guatemala Comercial). Editorial Zero, Madrid 1969
  • EL CRISOL DE LA CORDURA

Fotografía: Archivos propios de © fotografías basado en imágenes recogidas en la RED y modificadas por el autor de esta pagina.

Esta obra se distribuye con una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License

7 comentarios

Archivado bajo Letras, Opinion, Sociedad

La bitácora

El primer contacto de mi vida con una bitácora, fue en un buque mercante en el que me enrolé como grumete con 12 años, era normal entonces, ahora seria impensable.

Normalmente no salía de la sala de maquinas en la que mi labor consistía en su mayor parte, en ser una especie de criado, al que cualquier descerebrado podía maltratar. Así, desde las seis de la mañana y durante doce horas del día, pero en honor a la verdad, los descansos y turnos de comidas eran vigilados escrupulosamente por los superiores.

No podíamos los grumetes andar por el barco a nuestro antojo, pues las reglas estrictas disponían de dónde y no dónde estar en las horas de asueto.

Tampoco se nos permitía a los grumetes pisar el puente de mando, ese era terreno sagrado para la tripulación.

Tuve la suerte de caerle bien a uno de los mas respetados miembros del buque, el contramaestre, Jacinto “el canario” se llamaba, natural de Tenerife.

Decía que me parecía a su hijo, de casi mi misma edad y que vivía junto a su madre en la ciudad de San Sebastián de la Gomera que era de donde era ella y donde había comprado una casita con jardín y patio.

Me contaba bellas historias de gomeros, del peculiar lenguaje del “silbido” con el que los habitantes de la isla hablaban desde un cerro a otro, del sabor, algo salobre, del agua del pozo donde Cristóbal Colon llenó sus odres antes de partir a la conquista del Nuevo Mundo, de un fabuloso licor conocido como “el gomerón”, “solo los dioses beben algo parecido”, decía ufano.

Un día Jacinto, me dijo, ¡¡vente conmigo, que voy al “puente”!!, le seguí obediente y callado, consciente como era de lo extraordinario de la situación.

Cuando llegamos, después de pedir permiso al segundo oficial, pude temblando y con los ojos como platos ver el mundo de otra manera.

Ante mí y acostumbrado como estaba a la semioscuridad de la sala de maquinas, se abrió otra perspectiva diferente, era como si hubiera subido al centro director del universo.

Y allí estaba ella. Bella. Majestuosa. Mas alta que yo.Con su vestido de madera y su lente de cristal pulido señalando todas las direcciones del planeta, marcando el rumbo y las vidas de los que navegábamos en ese gran buque.

El oficial ni me miró, pero yo en ese momento fuí el chico mas feliz del mundo.

Hoy tantos años después, todavía recuerdo aquellos días, por eso lo cuento, perdonadme, en esta otra bitácora, EL CRISOL DE LA CORDURA.

Paulino Cervantes 2011.

Fotografía:

Archivos propios de © fotografías modificadas por el autor de esta pagina.

Esta obra se distribuye con una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License

8 comentarios

Archivado bajo Cultura, Letras, Opinion, Sociedad

Un hombre de palabra

Calauria-EL CRISOL DE LA CORDURA

Va cayendo la tarde, en el horizonte el sol toma colores rojizos, mientras tomo un descanso en un tocón que otrora fuera un esplendido olivo, ahora un resto algo quemado por el incendió que devasto esta pequeña isla de Calauria en 2007.

Diviso en el pueblo el ajetreo de los sábados y me viene a la memoria, quizás por el cansancio que me ha supuesto mover el desmochado tronco, esta pequeña historia que les voy a contar.

Corrían los años cincuenta del pasado siglo, eran unos años bastante difíciles, había mucha necesidad, cada cual se las ingeniaba para aumentar su menguado jornal.

Diré como ejemplo que no podías dejar una herramienta descuidada ni un minuto, pues ya no la volvías a ver, los descuidados sabían que tendrían que pagar por ella en el mercadillo de segunda mano de los domingos.

Paco Cercero, que así se llamaba de quien les hablaré, era un personaje popular, por el apodo de “tarzan” se le conocía.

Era un hombre muy fuerte, pues su trabajo era darle al “lunes” como se le decía al marro de 12kgs. herramienta esta, que manejaba con la destreza con la que un pintor mueve el pincel, muchas veces participaba en competiciones de besos, con sus compañeros del taller de herreros del gran astillero donde trabajaba.

Los besos consistían en asir el mazo por el extremo del estil y solo con el giro de la muñeca acercarlo a los labios y darle un beso al acero, competición bastante peligrosa además de difícil de conseguir, pues el peligro de perder los dientes o romperse la muñeca, acechaba a quien lo intentara; “tarzan” siempre salía victorioso de estos lances, solo le hacía sombra “el culebra”, personaje del que les hablaré en otra ocasión.

Pues al bueno de Paco “el tarzan” un buen día, un chatarrero local le propuso un negocio.

A este trapicheador le había salido un comprador de un yunque y le propuso a sabiendas de la mala situación económica que este tenía y el sufrimiento que le producía el no tener dinero para pagar el traje de comunión de su hija pequeña, que robase uno de su trabajo, el se lo compraría por doscientas pesetas, entonces una cantidad respetable.

Paco no era un ladrón, jamás había tocado nada que no fuera suyo, era pobre pero honrado, aunque lo complicado de la situación le atormentaba.

Estuvo una semana pensándolo. Al fin decidió llevarse del local de la fragua que había en patio del taller, un yunque, pero no un yunque pequeño no, se llevó un yunque que pesaba más de cuarenta quilos. Ese sábado al fin de la jornada, dejo su ropa sucia escondida y entonces liando el bulto con una toalla, lo sacó de la factoría, pasando frente a los guardias y aparentando que el hato no pesaba más de dos o tres kilos.

“El tarzan” era un hombre serio y de palabra. Ese domingo fue a ver al chatarrero con su yunque, mientras hacía cuentas como iba a administrar la pequeña fortuna.

“El seco”, el comprador lo esperaba.

Sus codiciosos ojos se posaron sobre el bulto, cuando se lo pasó Paco un poco más y se cae de bruces, “el seco” que no era tal pues el mote irónicamente se lo pusieron por lo orondo de su figura, le dio un sobre con el dinero. Paco abrió el sobre y miro el contenido viendo que solo había cincuenta pesetas. Miró al “seco” pero el chatarrero, con voz entrecortada, le dijo que el comprador primero había renunciado al negocio, — ¡¡esto es todo lo que te puedo dar!!— envalentonado el negociante, por saber de la dificultad de alguien que no estuviera en el mundo de la compraventa, de encontrar un comprador y a sabiendas de la necesidad de Paco.

Sin decir una sola palabra, Paco “el tarzan”, recogió el yunque, lo volvió a liar en la toalla, lo cargo al hombro y al día siguiente, antes de recoger su herramienta de el arcón para empezar la jornada, volvió a dejar el yunque en su sitio, junto a los otros dos que habían en el local de la fragua.

Cuando algún tiempo después, Paco “el tarzan” que por entonces trabajaba a mi lado en una cuadrilla, me contaba susurrando los hechos, a mi pregunta de porqué lo había devuelto, me espetó: ¡¡¡yo soy hombre de palabra!!!

Paulino Cervantes 2011.

Esta obra se distribuye con una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License

2 comentarios

Archivado bajo Cultura, Opinion, Sociedad